logo-final Created with Sketch.

La Cumbre de la ONU le está fallando a la gente y al planeta: la contra-movilización continúa

El foro global tiene como objetivo incidir en las políticas de gobernanza pública para reforzar modelos desconectados de la realidad de los pueblos y los derechos humanos

20 de septiembre de 2021

* Texto original del Mecanismo de la Sociedad Civil y los Pueblos Indígenas del Consejo Mundial de Seguridad Alimentaria de las Naciones Unidas

El verano va llegando a su fin en el hemisferio norte, pero la oposición masiva a la Cumbre de Sistemas Alimentarios de la ONU por parte de personas y organizaciones de todo el mundo continúa. Desde la Contra-Pre-Cumbre, a la que asistieron más de 9.000 personas y que causó una gran conmoción en las redes sociales y en los medios de comunicación, está claro que nuestro movimiento ha cobrado impulso.

La Pre-Cumbre no fue más que una tertulia, ya que su organización fracasó por completo a la hora de abordar las causas estructurales de nuestros injustos e insostenibles sistemas alimentarios, ignorando la preocupante concentración de poder de las empresas del agronegocio y los enormes impactos de la pandemia del COVID-19 en la creciente crisis del hambre.

El 8 de septiembre, el Grupo de Enlace de la Respuesta Autónoma de los Pueblos se reunió con la Vicesecretaria General de la ONU, Amina Mohammed. Fue una oportunidad para seguir con ella una conversación iniciada hace unos meses sobre nuestras preocupaciones en torno a la cumbre de la ONU y para expresar nuestra principal demanda: una transformación radical de los sistemas alimentarios, consensuada por las personas más afectadas por el hambre y la malnutrición, no por las corporaciones de la agroindustria.

Fue una conversación franca y honesta en la que ambas partes agradecieron la oportunidad de intercambiar perspectivas críticas. Sin embargo, la vía para la transformación de los sistemas alimentarios que propone la cumbre de la ONU se opone fundamentalmente a las visiones de la soberanía alimentaria, la agroecología y los derechos humanos. Hubo acuerdo sobre el hecho de que el multilateralismo está amenazado, pero desacuerdo sobre cómo esta amenaza afecta a la gobernanza alimentaria mundial.

De hecho, la principal preocupación de la Respuesta Autónoma de los Pueblos es que la cumbre está intentando corromper las estructuras de gobernanza ya existentes o crear un nuevo universo desconectado. Ambos escenarios son igualmente problemáticos. En los últimos meses, los proponentes de la cumbre han perdido el pudor al intentar sabotear el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) de la ONU, un espacio para la gobernanza democrática e inclusiva de los sistemas alimentarios, y su Grupo de Alto Nivel de Expertos en Seguridad Alimentaria y Nutrición (GANESAN o HLPE por sus siglas en inglés). El CSA es la plataforma intergubernamental más inclusiva que se beneficia de la participación de la sociedad civil y de los grupos de pueblos indígenas que representan a los más afectados por el hambre y la inseguridad alimentaria.

“Influenciada por las empresas del agronegocio, los think tank y los filántropos, [la cumbre] no refleja la rica historia de participación e inclusión en los foros multilaterales de la ONU”, escribió el Relator Especial sobre el Derecho a la Alimentación, Michael Fakhri, en uno de sus últimos informes. De hecho, la Cumbre intenta diluir el derecho de las personas a la participación en la toma de decisiones a través del llamado enfoque de múltiples partes interesadas. Se trata de la última táctica utilizada por las empresas transnacionales para imponer su agenda motivada exclusivamente por el lucro, sobre las comunidades locales, especialmente en el Sur global.

Este modelo de gobernanza multisectorial les permite unirse a los gobiernos y a los actores favorables a las empresas para “resolver” problemas que ellas mismas han creado en la mayoría de los casos. A través de eventos de múltiples partes interesadas como la cumbre de la ONU sobre los sistemas alimentarios, lanzan una serie de falsas soluciones que no cuestionan los abusos corporativos de los derechos humanos, las contribuciones al calentamiento global, la devastación del medio ambiente, la impunidad y la falta total de responsabilidad.

La Respuesta Autónoma de los Pueblos no bajará la guardia. Al contrario, seguirá articulando y difundiendo los mensajes críticos de los territorios y comunidades. Ha lanzado una declaración política que ya está disponible en varios idiomas y abierta a la firma cualquier organización interesada. La declaración es una llamada urgente de atención a todos los gobiernos y a quienes toman decisiones en nombre de la ciudadanía: ahora más que nunca es necesaria una transformación radical de los sistemas alimentarios. Las políticas neoliberales y un sistema alimentario basado en la producción agrícola intensiva y orientada a la exportación, en las cadenas de suministro globales y en la priorización de los beneficios empresariales han provocado devastadoras injusticias económicas, sociales y medioambientales que se han visto exacerbadas por la actual crisis COVID-19. Es absolutamente inaceptable que estas cuestiones no se aborden en un evento que pretende ser una “Cumbre de los pueblos”.

La lucha por unos sistemas alimentarios sostenibles, justos y saludables no puede desconectarse de las realidades de los pueblos cuyos derechos, conocimientos y medios de vida no han sido reconocidos ni respetados. Por esta razón, seguiremos organizando eventos virtuales en los próximos días y semanas. ¡Mantente atentx a la microweb foodsystems4people.org para más detalles!

Programa de los próximos eventos organizados en el marco de la Contra-movilización de los pueblos

El miércoles 22 de septiembre, de 14:00 a 16:00 CET, realizaremos una sesión informativa pública con todas las organizaciones, personas y periodistas interesadas. En este evento, presentaremos la declaración política y enfatizaremos nuestras preocupaciones sobre el seguimiento de la cumbre. Puede registrarse aquí.

Las organizaciones africanas han publicado una declaración regional en su evento continental organizado este 16 de septiembre, que va junto con otra declaración lanzada durante las contra-movilizaciones de julio.

También están previstas contra-movilizaciones regionales los días 22 y 23 de septiembre. En Australia, se llevará a cabo un evento virtual titulado Solidaridad y la Cumbre de sistemas alimentarios de la ONU de 10h30 a 11h30 CET. Visite este enlace para obtener más información y registrarse. También se llevará a cabo un evento virtual en toda Asia el 22 de septiembre. Pronto publicaremos mayor información en la página ‘programa’ de nuestra microweb.

El 23 de septiembre, organizaciones norteamericanas que obran por la soberanía alimentaria, organizarán, en asociación con La Vía Campesina, un evento virtual de media jornada. Más información.

Leer también