logo-final Created with Sketch.

¿Qué alimentos consumen las periferias brasileñas?

En 2014, el Ministerio de Salud publicó la Guía Alimentaria para la Población Brasileña, que trae como regla de oro: siempre prefiere alimentos frescos y mínimamente procesados a los productos ultraprocesados. Suele parecer una simple tarea, pero para buena parte de la población no lo es. Una encuesta realizada en Jundiaí, municipio del interior de São Paulo, mostró que ese puede ser uno de los obstáculos mayores para una alimentación saludable. Descubre.

Investigadores
Dra. Camila Aparecida Borges, Me. William Cabral-Miranda e Dra. Patricia Constante Jaime
Institución
Publicación
Dezembro de 2018

Para algunas personas, mucho más que información sobre lo que comen, les falta el acceso facilitado a los alimentos in natura y mínimamente procesados, es decir, productos que son más frescos o que han sufrido pocos cambios luego de ser retirados de la naturaleza. Un estudio realizado en Jundiaí, municipio del interior de São Paulo, pone en evidencia que esa es la realidad de las periferias, ubicaciones donde la población se encuentra especialmente vulnerable a problemas de salud como la obesidad, la hipertensión y la diabetes. Hay algunas razones para ello. Uno de ellas es la dificultad que tiene la población de esa región de encontrar sitios que venden alimentos saludables o que los comercialice a precios bajos. Otra razón es la facilidad de encontrar comercios de venta alimentos industrializados – llamados procesados o ultraprocesados -, como las redes de fast food y tiendas de conveniencia, a precios atractivos para los consumidores.

Metodología

650 comercios analizados

Entre diciembre de 2017 y abril de 2018, los investigadores analizaron 650 comercios de venta alimentos en el municipio de Jundiaí. A los locales se clasificaron en 13 categorías, de acuerdo con los tipos de productos disponibles a la venta: alimentos in natura o mínimamente procesados, ingredientes culinarios procesados, alimentos procesados y ultraprocesados. También se buscó si los establecimientos tenían estantes con alimentos ultraprocesados cerca de la cajera, la disponibilidad de vegetales en la entrada y qué tipo de alimento era predominante en el establecimiento. Se cruzó esta información con datos geográficos y socioeconómicos de la población de cada región del municipio.

Conclusión

La investigación reveló que los sitios donde se comercializan principalmente alimentos no procesados y que ponen frutas y verduras a la entrada tienen mayor abundancia de alimentos saludables. Pero la cantidad de esos comercios es baja, si se compara con establecimientos que le dan prioridad o los ultraprocesados o que disponibilizan este tipo de alimentos cerca de las cajeras. El número de establecimientos que priorizan la venta de este último producto es 5,6 veces mayor que el número que vende, primariamente , alimentos in natura. Este número salta a 22 veces más comercios que venden principalmente ultraprocesados cuando se analizan regiones de medio y bajo ingreso. En estas ubicaciones, es posible incluso encontrar ubicaciones donde no existen establecimientos que venden alimentos saludables y frescos, sólo productos de otros tipos.

  • 87%

    de los establecimientos venden ultraprocesados.
  • En las periferias

    hay 22 veces más establecimientos que venden productos ultraprocesados que alimentos in natura.

Documento científico

Materiales de apoyo

Leyes y proyectos para inspirarse

Casos inspiradores

Hable con nosotros

¿Tiene alguna duda, sugerencia, crítica o quiere ayudar a promover el debate sobre alimentación adecuada y saludable en el escenario público? Envíenos un e-mail a contato@alimentandopoliticas.org.br o llene el formulario de la página de contacto.

Recibe las novedades siempre de primera mano. Suscríbase a nuestro boletín de noticias

Leer más investigaciones sobre Ambiente alimentario

Recibe las novedades siempre de primera mano. Suscríbase a nuestro boletín de noticias